Los 10 mandamientos del REINVENTARSE

Actualizado: 21 de jun de 2018

La reinvención es una forma de hacerte cargo de tu vida. Si vas por un camino que es incorrecto para ti, es hora de realizar un cambio. Aquí te explico mis 10 mandamientos para que ¡LA NUEVA VERSIÓN DE TI! llegue a un feliz término.



“La reinvención es una forma de hacerte cargo de tu vida. Si vas por un camino que es incorrecto para ti, es hora de realizar un cambio.”

1. Hazle caso a tu malestar:

Cuando tú no estás feliz, cuando no te sientes completo, cuando no te sientes pleno, cuando hay insatisfacción personal, el semáforo de la vida te está mandando señales de atención, señales de alerta para que te ocupes de ti. Todo ese malestar ocurre para que TE DES CUENTA.

Y cuando descubres que la vida que llevas no tiene nada que ver con lo que querías para ti, entonces has llegado al punto justo, en el momento perfecto para iniciar los cambios hacia una nueva vida.

¿Por qué digo "perfecto"?, porque si hoy es que te estás dando cuenta, es porque hoy es el día en que tenías que hacerlo, es el día que llegaste a la madurez de asumir y aceptar que tu vida no es lo que esperabas, por algún aspecto particular de tu vida, o por muchos aspectos de tu vida que no van bien. Así que, si tienes malestar y estás leyendo esto, es porque le estás haciendo caso. Así que, el primer mandamiento, ya está cumplido.


2. No te desanimes:

Es muy probable que dándote cuenta de que tu vida no cubre tus expectativas, te decaigas y desanimes, te frustres y te enojes contigo mismo, es normal que te preguntes, ¿Pero cómo llegué aquí?, ¿En qué momento me perdí?, pues déjame decirte que es la cosa más normal del mundo, y voy a contarte sobre el primer mandamiento que te escribo arriba y este segundo, con una anécdota mía:

Un día revisando un álbum de fotografías, estaba viendo las de un paseo por la avenida principal de Puerto Vallarta en México, junto a las estatuas frente al mar. Cuando veo mi foto, me quedé sin palabras, estaba sin maquillaje, con una cola de caballo, una playera blanca, jeans, zapatos deportivos y con una sonrisa dudosa. ¿QUÉ?, ¿YO?, ¿En la playa con jeans y zapatos cerrados?, ¿Con una escuálida playera blanca?, ¿Qué hago yo envasada en esa persona que veo ahí?, ¡ESA NO SOY YO! ¿En qué momento me perdí?... entré en crisis, empecé a darme cuenta cuan transparente y desapercibida me había convertido, ¡y no por la ropa!, mi imagen era, ¡justo eso! la imagen y el reflejo de cómo estaba yo por dentro, empecé a llorar, y como película de Hollywood, por instinto y sin pensarlo, me fui desesperada a mi closet y empecé a tirar al piso todo lo que "no era yo", todo lo que no me representaba realmente, agarré una bolsa de basura enorme, y la llené de cosas, me fui corriendo por las escaleras y la saqué del edificio, la abandoné en la calle.

Literalmente me desinflé, estaba desanimada, triste, no encontraba paz... Y me di cuenta, que llegar a ver esa foto, era una jugada del destino para que en ese perfecto momento y en ese preciso lugar, yo me diera cuenta que era hora de cambiar, que había llegado la hora de trabajar en mí. Entonces empecé a sentirme orgullosa de mi misma por haber sido capaz de descubrir mi situación con una simple foto, y así supe que Dios me estaba diciendo con ese acontecimiento: "hija tu puedes cambiar tu vida, tienes todo para hacerlo, llegó el momento".

Ahora te digo yo: no te desanimes, tú puedes cambiar tu vida, Dios te dio todo para hacerlo, y llegó el momento...


3. Tu edad no es importante:

A menos que seas vino o queso, y como no lo eres, te aseguro que tu edad no cuenta en estos casos, ser feliz sí.

Quiero que sepas, si es que aún no lo has leído por ahí, que mi mayor inspiración para dedicarme a este, que es mi segundo propósito de vida (porque el primero es ser feliz) es mi mamá, yo la vi transformarse de oruga a mariposa, ella a los 50 años empezó a tomar decisiones de cambio y hoy a los 72 sigue tomándolos, no le tiene miedo a nada, ¡se lanza!, hace las cosas y ¡punto!. Y quiero que entiendas que JAMÁS es tarde para decidir ser feliz y tomar las riendas de tu vida, ¡al contrario!, es admirable. No importa si tienes 20 ó 70, simplemente hazlo.


4. Busca ayuda:

A veces no estamos en grado de afrontar un cambio tan importante solos, quizás entre tu familia y amigos haya alguien que pueda realmente apoyarte en un momento de cambio personal importante, si no es así, encuentra ayuda profesional con alguien que realmente te de confianza y te haga sentir cómodo. Yo me defendí (como decía mi papá) "como gato patas pa'rriba", además sumémosle que tengo la fortuna de tener como madre, una autoridad en crecimiento personal, por eso salí del "hueco" ¡aún más rápido!. Tengo que confesar que nunca le conté exactamente lo que me sucedía, porque nunca quise preocuparla con mis problemas, visto que ella estaba en Venezuela y yo en México, pero al final, entre mis conocimientos y los suyos, salí adelante mucho más rápido. Encuentra tú también a alguien que pueda orientarte y apoyarte en tu reinvención.


5. Se decidido, persistente y consistente:

Sin esto, jamás podrás lograr nada en la vida, y seguirás viendo este tema en muchísimos de mis artículos. Tú no puedes crear tu nuevo mundo en 7 días. Así que tú necesitas de ti para esto, y tienes el motivo más poderoso para hacerlo "TÚ", tu felicidad, tu plenitud, tu bienestar. ¿O acaso tienes ganas de regresar al hueco?, no creo...

Puede venir a ayudarte tus familiares, amigos, coach, psicólogo, gurú, brujo, yo o papá Dios, pero si no hay acción, si no te mueves, si no estás dispuesto a hacer lo que tienes que hacer cuando lo tienes que hacer, entonces estarás siempre en la misma situación y hasta en una peor. Así que, se decidido, disciplinado, persistente y consistente.


6. Se paciente:

Todo lo importante toma tiempo, hacer relaciones de calidad, adaptarse a un nuevo empleo, el desarrollo de un bebé en la barriga de mamá, ¡y también!, lograr cambios importantes en la vida, reinventarse no se logra de un día para otro.

La paciencia no es saber esperar el resultado, la paciencia es esperar con buena actitud, mientras estás haciendo que las cosas sucedan.

“... la paciencia es esperar con buena actitud, mientras estás haciendo que las cosas sucedan.”

7. Tienes que hacerte inmune:

Olvídate, olvídate, olvídate del que dirán, la gente que está a tu alrededor está habituada a reconocer quien eres hasta hoy y es natural que quieran tratar de convencerte de alguna manera, directa o no, consciente o no, de que vuelvas "a tu estado original" ¿Por qué?, porque es más cómodo para ellos, porque "quien sabe que habrá de nuevo" y porque la mentalidad del común denominador es que tú también te adaptes a sus propias condiciones limitantes. Pero tú ya no perteneces ahí.


8. Imagina a LA NUEVA VERSIÓN DE TI:

Visualiza en quién te quieres conventir, ve en tu mente cómo quieres verte a ti mismo, cómo quieres sentirte, cómo quieres que te perciban, te noten y reaccionen los demás ante tu nuevo tu. De esta forma lograrás una motivación para hacer lo que tengas que hacer las veces que tengas que hacerlo. También para eso es vital que bajes el espejo retrovisor, deja de mirar al pasado y de sufrir o castigarte por ello. Si vas a ver atrás que sea solo para darte cuenta cuánto has avanzado, cuánto has crecido y cuán lejos estás llegando. Tener en mente en quien te quieres convertir, te mantendrá enfocado, así como los atletas de alto desempeño, que mientras se entrenan se visualizan triunfando y como las candidatas al Miss Venezuela, que mientras se hacen dietas, ejercicios y no se bajan de un tacón, solo ven la corona en sus cabezas. Ellos deben competir con muchos para lograr ser un solo ganador, en cambio tú sabes que ¡es seguro! que el ganador serás tú.


“... en cambio tú sabes que ¡es seguro! que el ganador serás tú..”

9. Cambia tu diálogo interno:

Háblate de la manera más positiva. Si tú aplicas todo lo anterior, pero continuas a tener pensamientos negativos que estimulan el miedo, la incertidumbre y el fracaso, seguramente no llegarás al final. Nunca busques decepcionarte o abandonar. Siempre anímate a ti mismo. Escribe un breve comercial de 60 segundos sobre lo maravilloso de ti. Abre este monólogo con una declaración de poder y asegúrate de demostrar todas tus fortalezas. Ahora en privado, dale este discurso al universo, a la vida, con pasión y confianza en voz alta. La repetición de este ejercicio facilitará un cambio más rápido. El mejor trabajo de ánimo es vendiéndote a ti mismo.


10. Ten Fe:

Fe es la certeza de que todo este proceso te llevará al éxito de tus cambios a futuro, que te convertirás en la persona que deseas, que tu vida será como la quieres, porque tú lo decidiste, y no porque "te tocó". Muchísimas personas han logrado cambiar su vida radicalmente y muchas de ellas estaban en condiciones peores que la tuya. Muchísimos de los participantes de mi programa ¡LA NUEVA VERSIÓN DE MI! llegaron con fuertes desafíos y en poco tiempo, (unos en menos tiempo que otros) lograron dar saltos cuánticos en su vida. Ten fe...


Estos son mis 10 mandamientos para que puedas dar saltos cuánticos y lograr reinventarte con éxito. Si este artículo te ha sido de ayuda por favor no dudes en escribirme un comentario abajo, me encantaría saber que otros desafíos estás afrontando en los que yo pueda abordar en otra publicación. ¡Pide y se te dará!.

Si quieres participar en el próximo programa intensivo ¡LA NUEVA VERSIÓN DE MI! o te gustaría que sea yo quien te ayude de forma privada en tu reinvención, No dudes contactarme.

Agradezco que te hayas tomado el tiempo de leer este artículo.

Te abrazo fuerte.

¡La Vida es Ya!. etiquetas: #reinventarse #reinventarme #crecimientopersonal #desarrollopersonal #cambios #nosequehacerconmivida #lavidaesya #buenavibra #cambiodevida