Reinventarte por Obligación

Actualizado: 21 de jun de 2018

Cuando la vida te fuerza a construir una nueva versión de ti.


Hay pérdidas que traen, no solo el dolor que viene consigo por naturaleza, sino también la obligación de reinventarse sin haberlo previsto. ¿Cómo afrontarlo?.

La vida a veces nos golpea con todas sus fuerzas, con pérdidas repentinas que nos hacen despertar y nos obligan a reinventarnos.

Las pérdidas imprevistas más comunes y que afectan más, son la de la pareja, bien sea por fallecimiento o separación improvisa, la del padre proveedor, el despido de un buen empleo a una edad que no es fácil encontrar otro, o la pérdida de un negocio o empresa.

Lo primero que sucede, es que nos creemos incapaces de afrontar la situación, mucho menos superarla y menos que menos reinventarnos. ¿Pero hay otra opción?, si queremos sobrevivir, ¡no!.

Primero tenemos que aceptar nuestra situación, sería bello decirte que lo mejor sería vivir el dolor de la pérdida, vivir el luto personal, que el tiempo ayude a aceptar la situación como es. Pero en casos extremos, no hay tiempo para reponernos, porque es un caso de supervivencia. ¡Pero eso sí! No te guardes las emociones, porque eso empeorará las cosas.

En el 2005, mi esposo y yo decidimos cambiar nuestras vidas. Dejamos nuestros empleos corporativos, abandonamos nuestra ropa formal y nos fuimos a montar una “Gelateria” italiana - bar en la Isla de Cozumel en México, nuestra idea era vivir cerca del mar, atender turistas, andar en pantuflas y ganar en dólares, ¡qué cosa más bella! ¿Verdad?.

Pues la vida, tenía otros planes, nos golpeó ¡y duro!, llegó el Huracán Wilma, el más fuerte registrado en la historia de México para ese momento. Para no hacer la historia larga, NOS QUEDAMOS EN LA RUINA. El muelle principal estaba destruido y eso significaba que no llegarían más cruceros a Isla, lo que traía como consecuencia, no tener clientes ni aspiraciones a ganar dinero. Lo habíamos perdido todo. Recuerdo que estaba en shock por todo el panorama que se veía afuera, recuerdo que estaba en mi habitación, llorando desesperada, no tenía la más remota idea de qué podía hacer con mi vida, no sabía ni qué decirle a mi esposo para que él también tuviera un hilo de esperanza. Tirada en la cama yo no paraba de llorar, en un instante la fuerte brisa, abrió la puerta del baño y me vi reflejada en el espejo, con los ojos hinchados y rojos. Yo no sabría explicar lo que sucedió, pero empecé a sentir una vergüenza profunda, ese espejo estaba reflejando a una mujer ¡VIVA!, de cuerpo entero, sin rasguño alguno, con conocimientos, experiencia, talentos, virtudes, salud, amor. ¡¿Cómo no iba a avergonzarme?!, me sentía desagradecida y empecé a orar, a pedir perdón a Dios, porque no tenía ningún motivo tan importante para estar tan mal. La pérdida era fuerte si, ¡muy fuerte!, pero se podía solucionar de alguna manera. Llegué a ese estado de consciencia obligada, dándome cuenta que no estaba perdido lo más importante.

Naturalmente el dolor de la pérdida seguía ahí, pero sin decirlo, decidimos ¡actuar!, “llorando pero remando” es decir, nos duele pero encontremos la manera de salir de esto.

Haciendo un balance, nos dimos cuenta que teníamos sólo el dinero que alcanzaba para comprar 2 boletos de avión a la Ciudad de México y algo extra que no alcanzaba ni para pagar la mudanza de regreso. Hicimos una venta de garaje para reunir algo más de dinero y convencimos a un chofer de camión que debía regresar a la ciudad, para que nos llevara la mudanza con el dinero que nos quedaba. Y así regresamos, sin un centavo en el bolsillo.

Un amigo en México nos recibió en su casa, pedí a mis amigas ropa y zapatos prestados para ir a entrevistas de trabajo. Imagínense esto, yo mido 1.77 y todas mis amigas son más bajas que yo, así que fui a las entrevistas con zapatos apretados, pantalones "brinca pozos", camisas remangadas casi hasta el codo, pero bien bronceada y con una sonrisa al “TOP” ¿por qué reía si estaba mal? porque tenía posibilidades… las que me estaba creando yo misma.

Dios es tan maravilloso, que tuve 3 ofertas de empleo (cosa que en una ciudad tan poblada es casi improbable que ocurra), y pude elegir junto a mi esposo, el empleo más conveniente. Además, en ese inter, haciendo fila en el aeropuerto, conocí a Emilce, una chica muy amable y que por cosas del destino, terminé siendo colega de su esposo y hoy en día ambos están entre ¡mis amigos predilectos!, ¡nunca se sabe donde encuentras un tesoro!.

A mi esposo lo volvieron a llamar de su anterior empleo con un cargo menos favorecedor, cosa que a él no lo frenó, ¡al contrario! fue la punta de lanza para impulsarlo a demostrarse a si mismo y a la compañía cuanto valioso es, hoy en día es quien lleva el mercado de todo el continente americano, aportando el segundo ingreso de toda esa gran compañía… ¡Nada mal!. Estoy muy orgullosa de él, es un tipo ¡GRANDE!.

"Cuando crees que la vida te está golpeando con todo su poder, realmente te está llevando MÁS RÁPIDO, a tu estado de mayor potencial… a un estado de mejor desarrollo… ¡si tú lo aceptas claro!".

Cuando crees que la vida te está golpeando con todo su poder, realmente te está llevando MÁS RÁPIDO, a tu estado de mayor potencial… a un estado de mejor desarrollo… ¡si tú lo aceptas claro!.

Si no es así, en el peor de los casos, la vida te estará diciendo que las decisiones que has tomado hasta hoy son las equivocadas y que de cualquier forma tienes que reinventarte y convertirte en una NUEVA VERSIÓN DE TI MISMO. Bastaría ver algunas biografías para darte cuenta, que detrás de una tragedia puedes surgir mucho más victorioso que antes de ella, y además, quizás tu caso no sea tan trágico como el de esas biografías. Si ellos salieron victoriosos, ¿por qué tu no?.


Hoy en día me doy cuenta, que atender a clientes en pantuflas no tenía nada que ver con mi propósito de vida, ni con usar mis talentos. Ahí yo no podía ayudar a nadie a construir ¡LA NUEVA VERSIÓN DE SI!. ¿Lo ves?, había un plan detrás de esa catástrofe, y puede entenderlo… y mi esposo también.


Ya sé, ya sé… Naturalmente que la pérdida de una pareja, cuando eres ama de casa y tienes hijos pequeños, puede parecer aún más fuerte, porque pensarás, “o los cuido o trabajo”. La salida podría ser invisible, pero hay millones de mamás que han pasado por esa misma situación y hasta sin ayuda de los familiares han salido adelante ¿cómo?, creándose un propósito de vida, enlistando sus talentos y alineándolo con sus pasiones. Inclusive trabajando desde casa, porque hoy en día, el internet te da posibilidades infinitas. ¡Que te lo digo yo!, que vivo en Italia y trabajo para España y Latinoamérica por internet y desde casa. ¿Lo ves?.

"¡Que toma su tiempo Dubraska!", ¡claro!, como todo proceso de reinvención. Pero cuando te das cuenta que aún puedes contar contigo y que tienes todo para salir adelante, entonces TIENES QUE poner a trabajar tu creatividad.


"Pero cuando te das cuenta que aún puedes contar contigo y que tienes todo para salir adelante, entonces TIENES QUE poner a trabajar tu creatividad".

Si tú no estás pasando por esta situación, tienes una familia y eres el sustento de ella, no dejes de comprarte un seguro de vida, ¿suena trágico?, quizás sí, pero ¡como ayuda! a que tu familia se reponga sin apuros y tu pareja se reinvente con más serenidad.

Si pierdes un empleo privilegiado, no puedes pretender que al inicio ganarás lo mismo que en tu último empleo, pero si no te mueves, no vas a tener ni si quiera eso, y si no puedes emplearte como trabajador con un sueldo, quizás sea el momento de ser un consultor de alto nivel, inclusive a nivel internacional o quizás emprender en tu propio despacho. ¿Qué no te gusta la idea?, quizás te guste más la idea de hundirte aún más, ¡la vida es ya!. Recuerda: “llorando y remando”.

Es muy importante empezar lo antes posible, porque el tiempo pasa de todos modos, no puedes pensar en el tiempo que te va a llevar consolidarte. Si no empiezas, te tomará más tiempo, y de cualquier modo, empieces o no, ese tiempo llegará de todos modos, ¿Lo ves?.


Lo que quiero lograr con este artículo es que entiendas que la vida te sacude para que despiertes, para que tengas un propósito de vida, para que des lo mejor de ti, para que te hagas una nueva vida. Para que te des cuenta que poner resistencia lo que hace es hundirte más. Quiero que te des cuenta que si Dios te está dejando abrir los ojos cada mañana es porque aún tienes algo importante que hacer aquí. Tienes que usar tu creatividad, tus talentos, tus pasiones, tu propia historia, para ayudar a otros, para impactar vidas… y vivir de eso, con amor, con intención y con propósito.


"...para que te hagas una nueva vida. Para que te des cuenta que poner resistencia lo que hace es hundirte más".

Respira profundo y ve las posibilidades que hay a tu alrededor, pide ayuda, quizás haya alguien muy cerca de ti que está dispuesto a darte una mano… basta que lo pidas. ¿No lo tienes? Siempre hay ayuda profesional disponible.


En momentos de dificultad es cuando tienes que demostrarte a ti mismo ¡de que madera estás hecho!. O sales o te hundes, porque las crisis llegan para enseñarte, no para quedarse... quien decide quedarse en ellas o no, eres tú, ¿qué prefieres?.

Y es aquí cuando debo nombrar a Juan Diego Gómez, que en su libro “Hábitos de Ricos” te cuenta que lo mejor que le ha pasado en su vida es haber sido despedido, porque si eso no hubiese ocurrido, él no sería el hombre rico, libre y feliz que es hoy. Se dio cuenta del mensaje que le mandó el semáforo de la vida, y eligió crecer, porque además, tu prosperidad crecerá en la misma medida que tu crecimiento personal lo haga.

"...porque las crisis llegan para enseñarte, no para quedarse... quien decide quedarse en ellas o no, eres tú,¿qué prefieres?".

No puedes perderte el artículo “Los 10 mandamientos de la reinvención” ahí encontrarás lo que necesitas saber para ir a paso firme. Y como siempre, estoy aquí para acompañarte en tu proceso si lo deseas.

¡La vida es ya!.

Si este artículo fue o no de ayuda para ti, no dudes por favor en escribirme un comentario. Si hay algún tema que quieras proponerme, ¡adelante!, dímelo con confianza.

Gracias por tomarte el tiempo de leerme.

Dubraska Raga

¡LA NUEVA VERSIÓN DE MI!.


etiquetas: #miedo #crecimientopersonal #desarrollopersonal #buenavibra #autoestima #motivacion #inspiracion #perdida #perdidadetrabajo #perdidadeempleo #empleo #luto


2 comentarios