¿Y SI NO ME REINVENTO? ¡¿QUÉ?! Lo que sucederá si no te haces cargo de tu vida.

La decisión de reinventarse no es algo que ocurre fácilmente ni de la noche a la mañana si no es que te sucede algo que duela fuertemente, ¿pero qué pasa si no decido reinventarme?, te lo digo en este artículo.

Hace 6 días mi amiga de toda la vida Desirée, recibió un doble trasplante de pulmón, ¡una excelente noticia! que no trae más que esperanzas de renacer, de empezar una nueva vida con respiros seguros y con la seguridad no sólo de poder hacer actividades que antes eran imposibles, sino que también, tener la posibilidad de vivir por muchos años más.

Lo que nadie se esperaba, es que sus órganos no aceptaran esos nuevos pulmones, empezaron las complicaciones, y Desi... falleció hace 2 días. ¡Qué golpe tan duro recibimos!, esa chica bellísima y sonriente, tenaz y fuerte, serena y amorosa, se fue de nuestras vidas, dándole fin a lo que todos creímos que era, el inicio de una nueva vida.

Y es aquí cuando ella se convierte en mi maestra, es aquí cuando empiezo a cuestionar tantas cosas, es aquí cuando las reflexiones caen como lluvia de bloques de concreto.

Y yo me pregunto… Y yo TE PREGUNTO

  • ¿Tú vida hasta hoy, ha valido la pena?,

  • ¿La has vivido como has querido?,

  • ¿Hoy estás viviendo la vida que soñabas a la tu edad?,

  • ¿Acaso vale la pena que te dejes robar la paz por las tonterías que has permitido que te la quiten?,

  • ¿Acaso no vale pena dejar ese rencor que tienes ahí atorado en el pecho?,

  • ¿Acaso has dejado de disfrutar “porque no es el momento” o “porque estoy muy ocupado o no tengo tiempo”?,

  • ¿Acaso no es hora de dejar de juzgarte y culparte por lo que hiciste o dejaste de hacer?

  • ¿Por casualidad estás peleado con alguien a quien amas?

  • ¿Y si empiezas a demostrarle amor a quienes amas?

  • ¿Y si ya te atreves a acercarte a esa persona que e encanta?

  • ¿Y si te decides a descubrir tu misión de vida y llevas una vida con propósito?

  • ¿Y si ahorras para hacer ese viaje que siempre has querido?

  • ¿Y si ya te atreves a separarte de quien te hace daño?


¿Qué te quiero decir con todo esto?... Te quiero decir ¡QUE LA VIDA ES YA!, que si tienes suerte, tienes 24 horas que debes usarla de la mejor manera posible.

Te quiero decir que ¡DESPIERTES!, que no esperes a estar en la cama de un hospital para darte cuenta cuanto afortunado eres hoy, ¡AQUÍ Y AHORA!, que no esperes que muera un ser querido para darte cuenta que tienes que MOVERTE y decidas REINVENTARTE en ese aspecto de tu vida QUE SABES que no está bien y QUE SABES que debes tomar acción. Y que si SABES que es toda tu vida la que debe REINVENTARSE entonces lo hagas ¡YA!, desde tú amor por ti, desde la felicidad que ya puedes sentir como si ya hubieses cambiado todo.

¡EMPIEZA!,

¡DA EL PRIMER PASO!,

¡SAL DEL LETARGO!,

¡SAL DEL PILOTO AUTOMÁTICO!,

¡ROMPE LA INERCIA!.


Mi misión en la vida es hacer que DESPIERTES, mi misión en la vida es darte las herramientas que te permitan tener una vida PLENA Y FELIZ, ¡REINVENTÁNDOTE!, pero yo no decido por ti, eres tú quien tiene que ser DETERMINANTE y no abandonar… aunque sea con miedo.

No importa en qué familia naciste, ni en qué país, ni tu género, ni tu circunstancias, ni tu religión, ni tu preferencia sexual. Importa que TÚ VIVAS LA VIDA QUE SOÑASTE, LA VIDA QUE SUEÑAS.

No darte el permiso de hacerlo, no darte el permiso de reiniciar, de renunciar a tu empleo por algo que te mereces, de renunciar a tus relaciones tóxicas, de renunciar a los malos hábitos, de renunciar a todo cuanto no te haga feliz, no darte ese permiso es autocondenarte.

Es irresponsable vivir para los demás y no para ti, es irresponsable no procurar cubrir tus propias necesidades, es irresponsable no amar a quienes amas, es irresponsable vivir en escases, es irresponsable no hacerte feliz.

Hazte cargo de tu vida, porque la vida no es culpable de las decisiones que has tomado hasta hoy, la vida no es culpable de tus circunstancias. Hazte cargo y empieza a hacer lo que tengas que hacer y por favor SE FELIZ.


La felicidad (para mi) no es solo instantes del día o pequeños eventos (como dicen por ahí). La felicidad es una DECISIÓN, decides ser feliz con lo que tienes, decides ser feliz cuando eres agradecido, decides ser feliz cuando ves el lado bueno de las cosas, cuando aprecias las maravillas que te rodean, cuando valoras lo que los demás hacen por ti, cuando tienes esperanza y FE de que todo saldrá bien, cuando tienes la certeza de que Dios está contigo, cuando sabes que todo es perfecto porque hay un propósito detrás, la felicidad es la decisión de darte el permiso de enojarte pero que no te dure más de un día, la felicidad es la decisión de aceptarte como eres y de perdonar y soltar, la felicidad es la decisión de no dejarte utilizar, la felicidad es la decisión de sonreír a pesar de los pesares, la felicidad es decidir que te darás permiso de ser próspero y abundante en todos los aspectos de tu vida, ¿lo ves?.


Y ahora me voy a la pregunta desafiante del título de este artículo,


¿Y si no me reinvento?, ¡¿Qué?!.

Bueno… si no te reinventas en aquello que no eres pleno, entonces te estás privando de serlo y vivirás en una eterna y perenne insatisfacción, infelicidad, amargura, tristeza y demás hierbas aromáticas, que además atraerán a ti, situaciones, personas y cosas que te traerán más insatisfacción, infelicidad, amargura, tristeza y demás hierbas aromáticas.

Como digo en muchas de mis publicaciones por las redes sociales: “Como es adentro, es afuera”. Todo lo que te sudece (afuera) es el reflejo de tu ser (adentro). Si te sientes insatisfecho seguirán llegando razones para que sigas insatisfecho.

Empieza decidiendo ser feliz con lo que tienes y con quien eres, aceptándote y desde tu responsabilidad de SER feliz, entonces haz los cambios que tengas que hacer. DESDE ADENTRO.

No es que si descubres tu propósito de vida vas a ser feliz, es que si te sientes feliz con lo que vas a descubrir, entonces después vas a vivir tu propósito con felicidad. ¿lo ves?. Te prometo que escribiré un artículo sobre “Como es adentro es afuera”.

Estás vivo y eso ya es una única y poderosísima razón para que estés feliz, entonces, desde esa felicidad ¡arranca! la reinvención de tu nueva vida. Como siempre, aquí estoy para ti, si decides que te acompañe en tu proceso.


PD: Todo cuanto te sucede, es para que evoluciones, para que eleves tu nivel de conciencia, para que te des cuenta de algo, por eso, nunca te preguntes ¿por qué a mi?, pregúntate ¿Para qué?, ¿De qué me tengo que dar cuenta?, ¿Qué tengo que aprender de esta circunstancia?... y llegarán las respuestas...

Te abrazo fuerte ¿lo sientes? ¡si si! ¡fuerte!, como los abrazos de alguien que está vivo y feliz…

Espero tus comentarios.

Etiquetas: #felicidad #infelicidad #satisfaccion #insatisfaccion #crecimientopersonal #desarrollopersonal #autoestima #motivacion #plenitud #vida #muerte #luto #mision #proposito